Nerea Triviño Fotografía es un estudio joven y dinámico, cargado de ilusión y compromiso que nació hace ahora dos años.

La pasión por la fotografía la descubrió por casualidad, y a día de hoy, esa pasión no ha parado de crecer a cada instante.

Como fotógrafa, Nerea no busca una foto correcta, busca captar sentimientos, plasmar un recuerdo que perdurará en el tiempo a base de momentos emotivos y naturales. Para ello su base es la paciencia y empatía, lo que hacen de sus sesiones algo agradable y divertido.

Abarca todas las etapas, desde recién nacidos, reportajes infantiles, comuniones, embarazos, bodas… además, todos y cada uno de sus trabajos son personalizados a cada situación y cliente.

Actualmente su localización se sitúa en Retamar, con un espacio interior delicado, atractivo y familiar completado con un atrezzo que cambian constantemente dependiendo de la época o situación.

«Si sabes esperar la gente se olvidará de tu cámara y entonces su alma saldrá a la luz» Steve McCurry

Conóceles mejor